Angela Bulloch

1966, Ontario, Canadá
Vive y trabaja en Berlín

Tras dejar atrás su Canadá natal, Angela Bulloch se traslada a Londres donde, tras estudiar en el Goldsmiths’ College, iniciará una solida trayectoria que la llevará a formar parte de los llamados Young British Artists –YBA– y ser nominada al prestigioso Turner Prize en su edición de 1997. Y es que su nombre resulta clave a la hora de entender los intereses de una serie de artistas que desde la década de los noventa han venido señalando los puentes entre tecnología, memoria y percepción.

Las relaciones binarias, los 
vínculos entre discurso y práctica, orden y percepción, ocupan el centro de los intereses de Bulloch con el que ha construido diversos ámbitos estéticos sumamente reflexivos y en los que la participación del espectador se vuelve evidente tras ser sus acciones físicas las que activan el mecanismo que pone en funcionamiento la obra. Una dialéctica de “off/on” estética y lúdica donde los modos de asimilar la información, la ciencia ficción y las posibilidades de traducir desde el lenguaje artístico determinadas narraciones o teorías musicales, se convierten en los motivos principales sobre los que desarrolla sus trabajos.

Para lograr su propósitos Bulloch se afana en varios niveles como el de evidenciación de los elementos de fabricación, o el de serialización y secuenciación de los objetos y de la relación que se establece entre estos y el espacio que ocupan. El resultado final termina por esconder una compleja puesta en escena de la deconstrucción de la mirada para la que se vale de estrategias de apropiación —pensemos por ejemplo en el metraje de películas míticas de Kubrick o de su director de cine fetiche, Michelangelo Antonioni, que utiliza en sus famosas «cajas-píxel»—.

Exposiciones

Publicaciones