La claridad y lo incierto Prudencio Irazabal

17.11.16-11.02.17

La claridad y lo incierto

La exposición La claridad y lo incierto reúne los últimos trabajos del artista alavés Prudencio Irazabal, en la que es ya su cuarta exposición en la Galería Helga de Alvear. Si en la serie de pinturas tituladas genéricamente Cromatomía (1993 – 1998), el artista destejía un color en sus posibles componentes individuales, ahora es el espectro de la luz lo que se toma como objeto de estudio y disección en un intento imposible de emular la mezcla aditiva de los colores-luz por medio de colores-pigmento.

El artista nos presenta un grupo de obras que sigue la línea de experimentación con los componentes básicos de la pintura: el color, la estructura y el material. Elementos siempre presentes en su producción y que en esta serie se modelan para trabajar y experimentar con la luz. Una luz materializada por medio del color.

Irazabal propone como referencia y punto de partida para sus nuevos estudios la afirmación “Claritas is Quidditas”, tomada de la obra de James Joyce Retrato del artista adolescente. La claridad es el quid, la esencia, la naturaleza inteligible de las cosas. Así, la claridad, la luz, modelan las composiciones sobre el lienzo. Una claridad teñida y dinámica que el artista consigue no tanto por medio del gradiente de luz cuanto por la formulación exacta del color. Esto le permite utilizar el espectro de la luz como una categoría cromática, como una herramienta transformadora del material y de la forma.